Ultima publicación


 
El jueves 2 de Abril de 2015 nos reunimos en San Martín de los Andes para cenar y alojarnos.

El viernes 3 con todos los documentos necesarios recorrimos un tramo de caminos de ripio, pasamos por el Lago Lolog, el Currhue Chico, el Currhue Grande, laguna Verde, lago Epulafquen y Carilafquen, todo dentro del Parque Nacional Lanín.

Llegamos a un paso “olvidado” a Chile donde nuestra gendarmería cuenta con un puesto tan precario que da pena, todo debe hacerse a mano por cuadruplicado.

El puesto es de troncos y del tamaño de una garita….

Al llegar al lado chileno el cartel decía: “Solo 4×4 en Verano”, avanzamos y llegamos migraciones, hicimos los trámites y continuamos viaje hasta nuestro centro de operaciones en Liñique, una Hostería con pileta de aguas termales.

Almorzamos MUY tarde en la hostería, nos acomodamos y realizamos actividades varias como disfrutar de la pileta o recorrer un poco la zona.

El sábado 4

Después de muchas idas y venidas el grueso del grupo siguió con el itinerario pre-establecido y algunos se decidieron por un día de compras en Temuco.

El recorrido nos llevó al Parque Nacional Villarrica, en la entrada había un cartel que claramente decía “No ingresar, alerta roja” pero nuestro Mingo, nuestro guía, nos tranquilizó y entramos. Valió la pena recorrerlo, descubrimos muy bellos paisajes y lugares muy interesantes. Almorzamos en la base del volcán, juntamos muestras de lava despedida el 3 de Marzo y avanzamos por un camino de manejo técnico debido a los zanjones, los arroyos y las piedras.

Nuestro recorrido, como estaba previsto, terminó en Pucón, donde realizamos algunas compritas de menor envergadura.

El domingo 5

Comenzamos el regreso a casa por otro paso fronterizo, esta vez pasaríamos por Hua Hum. Comenzamos el recorrido pasando por el Lago Neltume y llegamos a Puerto Fuy, donde nos embarcamos en la barcaza que nos llevaría a través del Lago Pirihueico durante 1 hora y media para llegar a Puerto Pirihueico.

Desde allí transitamos, siempre por ripio hasta la aduana chilena, donde cruzamos sin novedad para hacer aduana del lado argentino.

Ya estábamos en el Parque Nacional Nahuel Huapi, bordeamos el Lago Lacar hasta San Martín de los Andes donde nos esperaba la cena de despedida.

El lunes 6 cada uno de los maravillosos participantes partió camino a casa.


Tal como estaba programado nos encontramos en Barreal ( San Juan) el sábado 21 de Marzo para cenar en compañía de Luis Gonzales, nuestro guía.

El domingo 22

Luego del desayuno y con nuestras viandas a cuestas partimos hacia una de las zonas PROHIBIDAS por las mineras.

En este caso encaramos hacia El Pachón.

Pasamos varias tranqueras, nos registramos en sus oficinas y… ADELANTE.

Visitamos la Laguna Blanca, y la base de la mina, donde almorzamos.

En el recorrido encontramos pinturas rupestres perdidas en el paisaje.

Volvimos sobre nuestros pasos para llegar a la bifurcación que nos llevó por caminos de cornisas NUY angostos en permanente trepadas de caracoles hasta el refugio de esquiadores en la cima del cerro Manantiales.

Mate, picada, golosinas y a comenzar el largo descenso.

Cena muy conversada y a descansar.

El lunes 23

Nos mandamos a pasar las tranqueras del camino a los Azules, pasando por la mina La Alumbrera.

Este recorrido es complicado por la altura que se logra, complicando a vehículos y tripulantes, pero los paisajes son ÚNICOS, cerros multicolores, glaciares, lagunas, arroyos, trepadas, vadeos, piedras, caracoles muy cerrados y angostos, en fin mucha baja.

Logrado el objetivo de llegar al campamento de la mina a más de 4000 MSM regresamos para dar cuenta de pollo al disco.

 

El martes

Bajo un cielo lluvioso arrancamos para el paso de Agua Negra por un camino cortado y fuera de servicio lo que nos llevó toda la mañana para llegar a el puesto de Aduana.

Después de almorzar seguimos hacia el último puesto de Gendarmería donde nos informan que por la lluvia el paso está cortado del lado chileno. Esto decide nuestro destino y debemos regresar.

Para no quedarnos con las ganas de hacer un poco de montaña nos metimos en un caminito (cortado) a jugar un poco y después de peludear un rato descubrimos que estábamos transitando por un paso abandonado con edificio de aduana abandonado y todo.

Para no tener problemas y dado lo avanzada de la hora, decidimos volver y dar por terminada nuestra aventura.

Cena de despedida con un azadazo y a descansar que el regreso es largo.

Agradecemos a todo el grupo por la colaboración y la buena onda demostrada en todo momento


 

El Viernes 21 nos encontramos en General Alvear para recorrer la zona, especialmente el Cerro Nevado, una materia pendiente.
Nos alojamos cenamos y nos fuimos a descansar para poder arrancar temprano al día siguiente.

Sábado 22 desayunamos y nos pusimos en marcha con Reno (nuestro guía local) a la cabeza del grupo hacia las Dunas del Nihuil.
Pero no hicimos el recorrido habitual sino que conocimos otras alternativas.
Recorrimos Arroyo Seco pasando por la cantera de azufre abandonada, pinturas rupestres (muy extrañas), regresando para tomar el Arroyo de los Leones, hasta la entrada a las Dunas del Nihuil.
Entramos a las Dunas por donde lo hizo el Dakar y las atravesamos hasta llegar a la Villa el Nihuil, para regresar a General Alvear por camino a Valle Grande y Cañón del Atuel.

Domingo 23 la materia pendiente, trepar el Nevado, tomamos por la ruta 188, a pavimentar, pasando por el tramo casi intransitable del Cerro Negro, hasta el cruce El Trintrica, y desde hay tomamos hasta la entrada al majestuoso Cerro Nevado de 3800.
La trepada es realmente “interesante” con un caracol final muy empinado y con curvas muy cerradas que nos obligaban a maniobrar para poder doblar. Realmente muy peligroso. Avanzamos con cuidado en el abandonado y pedregoso camino hasta alcanzar la cima.
Los lugareños que nos acompañaban treparon como cabras entre las piedras hasta las antenas que se encuentran a 3595 metros sobre el nivel del mar.
Regresando por los mismos lugares que subimos y festejamos con una hermosa aunque tardía cena.

El lunes 24 salimos hacia Los Toldos, recorrimos el Arroyo los Toldos hasta la Posta Sanitaria ” Puesto Ortubia ” un paraíso en medio de la nada que es una muestra de lo que se puede hacer con mucho trabajo.
Mientras los dueños de casa nos preparaban un chivito al horno de ladrillos recorrimos los alrededores, los corrales y la cascada.
El chivito… un manjar.

El martes 25 antes de emprender el camino a casa no pudimos evitar la visita a la Bodega de Jorge Rubio, visita guiada, compra obligada y despedida de Reno y su numerosa y linda familia.

Un agradecimiento a los compañeros de viaje, Arnold, Carlota, Carolina, Fabio, Mario, Nelson y Ruben por la buena onda en todo momento y la solidaridad y compañerismo demostrado.

Una mención especial para Reinaldo Vilche (RENO) por su incondicional ayuda en la organización de esta travesía y a su eficiente guiada. A su esposa Eliana y sus 6 hijos.
GRACIAS.